Somos Voluntarios

Los bancos de alimentos son posibles gracias al trabajo voluntario.

Te necesitamos, si quieres y puedes ser voluntario. Los voluntarios son el soporte fundamental de los Bancos de Alimentos. Suelen ser profesionales, preferentemente prejubilados o jubilados, que llevan tareas de dirección, contabilidad, almacén, transporte y aprovisionamiento, otras de apoyo jurídico, relaciones públicas.... Su labor se centra en la captación, organización y distribución de alimentos. El voluntario, porque se siente solidario, porque cree que es su obligación o por otras razones, acepta un compromiso moral de ayudar seriamente a los demás participando en las tareas de los Bancos.

Solo un pequeño grupo de personas es contratado o bien por necesidades de continuidad o por exigencia de ciertas instalaciones técnicas.

No es suficiente tener la mejor voluntad, es preciso ser eficaz y por ello estar dispuesto a cumplir con la obligación que adquiere cada día, cada mes, cada año. El propio voluntario establece el horario y los días de la semana que puede dedicar a los Bancos. 

Si te decides, ponte en contacto con el Banco más próximo a tu localidad, cuya dirección, teléfono y e-mail figuran en la página de contacto, o si lo prefieres, rellena este formulario para que el Banco se dirija a tí.